Los chicos forman parte del ambiente social y en sus actividades cotidianas van adquiriendo conocimientos sobre el ambiente: cuando cruzan la calle de la mano de los adultos observan que hay que mirar que no pasen automóviles, caminan hasta el jardín acompañados por adultos o acompañan a los adultos cuando se desplazan en automóviles, etc.

A partir de estas y otras experiencias tienen ideas cerca de la autoridad, el barrio, las normas.

En la sala Arco Iris Mágico (2º Sección) recuperamos estas ideas para ampliarlas y enriquecerlas. Atravesando el proyecto denominado “Aprendemos a circular con responsabilidad en la calle” los niños se fueron apropiando de distintos conocimientos a través de distintas actividades. Comenzaron observando  videos educativos sobre el uso del cinturón de seguridad, cómo circular siendo peatones y relacionando lo visto con sus propias experiencias.

Luego llegaron los cuentos, diálogos, observación  de imágenes y posterior reflexión sobre distintas situaciones correctas e incorrectas. Como era necesario contrastar estos conocimientos con lo que pasa en el barrio, realizaron una salida por el mismo y así reconocieron distintas normativas y si se cumplían o no.

Para finalizar tuvieron la oportunidad de plasmar los aprendizajes en un juego dramático, previa preparación de la escena de juego (realizando la senda peatonal, algunas señales de tránsito, etc.) en el cual reprodujeron situaciones viales y con una sorpresa extra,  autos realizados con cajas por sus familias, que enriquecieron el juego.

Srtas. Paola y Jimena