Habitualmente en el jardín desarrollamos proyectos de arte, que le dan a los niñ@s la posibilidad de admirar la obra de distintos artistas plásticos.

Pero esta vez las salas barriletes tuvieron la oportunidad de visitar el estudio de un artista, aquel lugar donde inspirados crean sus maravillosos cuadros, pero… ¿Cómo lo hacen?, ¿Qué materiales usan? ¿Son cuadros grandes o pequeños? ¿Escuchan música cuando pintan? ¿Cómo eligen los colores? Estas y otras  preguntas llevaban los nenes y las nenas de las salas Barriletes anotadas.

Y así fue como al llegar al estudio de Alejandro Avakian, se encontraron con el artista quien los maraviló con su obra, la cual apela a la percepción de las emociones, los colores. Su forma de pintar es pura emoción, apuesta a desestructurar, a fusionar.

Rodeados de arte por donde miraran con obras que superaban los 3 mts. de altura, con la música que los motivaba, los nenes y nenas comenzaron a crear sus propias obras, y fue un devenir de hojas, crayones y colores, los chicos comenzaron a liberar sus emociones y a crear con un espíritu liberador sin estructura y sin estereotipo.