En el marco de la conmemoración del 99º aniversario del Genocidio cometido contra el pueblo armenio por el Estado turco, los alumn@s de 5° y 6° de la Escuela Primaria y los seis cursos del Colegio Secundario, el martes 22 de abril, acompañados por docentes, directivos y familiares, caminaron desde la puerta del Colegio hasta la Plazoleta Armenia llevando cada uno una flor para poner en la réplica del Monumento Dzidzernagapert.

Al llegar, con una música muy emotiva El Prof. del Colegio Rubén Dorumián leyó un poema de su autoría ABRIL.

A continuación la Prof. Sandra Raubián,  Directora del N. Secundario, leyó un mensaje alusivo a la fecha, parte del mismo transcribimos a continuación:

“Estamos juntos, aquí, para conmemorar el Día de Acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos. En memoria del genocidio planificado y llevado adelante por el estado turco contra el pueblo armenio. Desde hace 99 años, el estado turco, sucesor del imperio turco otomano, viene negando este terrible y macabro plan: hacer desaparecer una cultura, un pueblo, una Nación consolidada y con identidad propia. Hace 99 años los  responsables del estado turco niegan haber cometido este genocidio, el primero del siglo XX, el que abre las puertas para más genocidios y más vulneración de derechos.

El pueblo armenio como tantos otros en el mundo y en la historia fue condenado a dejar sus tierras, a marchar hacia la muerte, a padecer persecución y violación de sus derechos. Huérfanos de todo y víctimas de la máxima expresión de discriminación. Los genocidas pensaron que podían hacer desaparecer tantos siglos de cultura, de lengua, de música, de danza, de arte, de creación.

A 99 años de ese plan nosotros podemos decir que no lo lograron. Aquí estamos: con la poesía, de nuestros queridos viejos, con la música de nuestros queridos viejos, reivindicando su valentía y su amor por la vida.

Y en este barrio de Valentín Alsina que los cobijó y que les permitió y nos permite multiplicar la milenaria cultura armenia compartiremos la ceremonia que cada año también se repite en la hermosa Armenia. Cada uno de nosotros dejará una flor al pie del monumento al Genocidio, del Dzidzernagapert, la réplica de ese inmenso que se levanta en Erevan, capital de Armenia, ese monumento que recuerda, que homenajea y que también está de pie orgulloso de su pueblo, de su diáspora, de su historia, de sus héroes y de cada uno de nosotros, comprometidos con su causa y con la de todos los pueblos que han sufrido y aún padecen la vulneración de sus derechos”.

Luego cada uno de los presentes dejó su flor  en señal de compromiso, se emprendió el regreso al Colegio con banderas y pancartas.

Por un nuevo y fuerte Nunca más, por la Verdad indiscutible de un Genocidio.

Por la Memoria de las nuevas generaciones, para que multipliquen y difundan.

Por la Justicia que se grita cuando se reclama en paz pero con  convicción y perseverancia.