Cuando parece que las clases de Idioma armenio son aburridas o tediosas, basta entrar a las aulas. Allí la cultura se entremezcla con el idioma que enseñan las profes, los juegos son el mejor vehículo para estimular el oído y las palabras y permiten el aprendizaje con errores y aciertos.

En la previa de la Semana Santa los más chicos del Secundario, junto con sus profes de Idioma armenio disfrutaron del Havguetajagh, el juego tradicional de “los huevos rojos” de las Pascuas armenias.El “campeón” del Secundario jugaría luego con el de Primaria y Jardín.

Y todos, pero todos los alumnos del nivel, se volvieron más niños aún cuando se hizo el sorteo para ver quién de cada curso se ganaba los premios regalados por la Escuela, un choreg (trenza de masa dulce armenia) y quiénes recibían los tres premios mayores que como corresponde para disfrutar el domingo de Pascuas eran… huevos de chocolate