Tiene como propósitos formar lectores competentes y que sientan placer por la lectura no obligatoria y por la producción de sus propios textos. Estimula la lectura de literatura abundante y variada. Promueve la escritura de cuentos propios.  Culmina anualmente con  un Café Literario con escuelas, escritores y personalidades invitados, donde en una mañana se comparten cuentos y textos escritos por los alumnos, puestas en escena sobre la temática central elegida, narración de cuentos a cargo de gente especializada y un trabajo intenso de preparación del evento donde los alumnos aprenden el valor del trabajo en equipo y en pos de un objetivo en común.