Los alumnos más grandes planifican y desarrollan actividades para los más chicos de la escuela, con el fin de  fomentar el vínculo y el cuidado de unos a otros, concibiendo la idea de que se puede trabajar entre todos y aprender unos de otros. Aumenta el estímulo para el manejo y uso correcto de las lenguas extranjeras (Inglés y Armenio).