Primer grado “A” y primer grado “B” trabajando en grupos, ello les permite identificarse y a la vez diferenciarse del otro. Con el transcurso  de los días comienzan a adquirir nuevas habilidades para la escritura y la lectura, se abre ante su mirada un nuevo paisaje, un nuevo libro que ya comienzan a ser capaces de descifrar, dándole significados propios y debatiendo entre todos el mensaje que cada uno interpreta y expresa a través de la palabra.

Este aprendizaje no viene solo, este proceso es acompañado por el respeto a la opinión del otro, la espera de su momento propio y de la aceptación de las diferencias. ¡Qué bueno es redescubrirse y descubrir a nuestros compañeros/as! ¡Qué bueno es saber que no todos somos iguales! Esto nos enriquece y nos permite crecer en libertad. Todo ello acompañado por la mirada del docente  que pone su palabra cuando es necesaria, brindando mayor significatividad a los aprendizajes.