En el marco del proyecto de alimentación saludable, venimos trabajando este año con el menú, realizando modificaciones para que los chicos de todos los niveles tengan un almuerzo más variado y saludable.

Desde mayo, sumamos legumbres y, a cada plato, le incorporamos como guarnición una ensalada. También disminuimos la cantidad de pan que se ofrece a los alumnos.

Realizamos un encuentro con los nenes más grandes de Nivel Inicial en el que les mostramos los alimentos, realizamos un reconocimiento de los mismos para saber si los conocían y, también, si los consumían en sus casas.

En el Nivel Primario, desarrollamos una charla con las maestras a cargo del comedor para dar una idea sobre la porción adecuada a servir para cada chico.

Durante la segunda parte del año, seguiremos avanzando con modificaciones saludables en el kiosko, realizaremos medidas antropométricas (es decir, peso y altura de cada estudiante) y controlaremos la cantidad de porción que se entrega a cada uno.

Trabajando en cada nivel, desde lo más pequeños hasta los más grandes, queremos lograr que a partir del reconocimiento de los alimentos empiecen a incorporar los hábitos saludables a su vida cotidiana.

20170704_125439.jpg20170704_125456.jpg20170704_125511.jpg20170704_125515.jpg20170704_125616.jpg
20170704_130629.jpg

Lic. Melanie Balassanian