Como cada año, las salas barriletes, luego de investigar acerca de qué son los logotipos, crean en familia EL LOGO DE LA SALA, teniendo en cuenta el nombre elegido por votación del grupo.

Al recibir todos los logos, cada uno vota que cree que los/las identifica más y los acompañará a lo largo del año.

Luego cada sala creó un cuento teniendo en cuenta no sólo que su personaje sea el barrilete, sino que debían tener en cuenta en la produccion del texto los tres momentos: inicio, desarrollo y desenlace.

Les compartimos las creaciones:

“EL BARRILETE VELOZ QUE SE ESCAPABA”

Había una vez un barrilete que pasaba muy rápido por la ciudad.

Un nene lo encontró pero cuando lo quiso agarrar no llego porque se escapó. Cuando el viento paró el nene lo agarró y lo llevó a su casa.

Al otro día el papá le aviso a Santi que había viento y que podía jugar con su barrilete; pero como este era un “barrilete veloz” se volvió a escapar, volando rápido hasta el cielo. Pero de repente se largó a llover y había relámpagos que podían romper al barrilete, entonces Santi pensó en buscar una escalera muy alta para que su papá agarre el barrilete que estaba atorado en un árbol.

El papá bajó al barrilete y a Santi se le ocurrió ponerle un hilo así no volvía a perderlo, y así fue como Santi, el papá, la mamá y el barrilete jugaron juntos en la plaza y vivieron felices por siempre…

Y colorín colorado este cuento se ha terminado.

CUENTO SALA BARRILETE EXPLORADOR…

“LOS AMIGOS DE LA SELVA”

Había una vez un barrilete que soñaba ser explorador, entonces fue a la selva de viaje y se encontró con un león. Por el sombrero que tenía el león, el barrilete se dio cuenta que también quería ser explorador, pero tenían un problema porque el león no podía volar y el barrilete no podía caminar. Entonces se pusieron de acuerdo y se hicieron amigos.

El león llevo al barrilete en su espalda a recorrer la selva, pero el barrilete se cayó y se le rompió el hilo para volar. Pronto vino una barrileta enfermera con un maletín y con una barrita de plasticola y se lo pegó, le recomendó que haga reposo hasta que se le seque la plasticola. Mientras el barrilete estaba haciendo reposo en el bosque de pronto apareció un mago y convirtió al león en más liviano para que el barrilete explorador lo pueda llevar de paseo y se fueron juntos a recorrer el mundo.

Colorín coloron así se terminó este cuento explorador…