Llegamos al final de nuestro primer año en la primaria y si volteamos la vista  vemos a los más pequeños del cole en su primer día en primero, con sus caritas llenas de incertidumbre, miedos y alegría porque empezaban una nueva etapa. Comenzamos a transitar nuestros días, semanas y meses y con ellos muchos aprendizajes individuales y grupales. Iniciamos con el más importante, el convivir con los/as otros/as, ser solidarios, respetuosos y tolerantes, un hermoso aprendizaje que nos acompañará siempre.

Pero esto no fue todo, comenzamos a experimentar y explorar en ciencias naturales, vimos crecer las plantas registrando cada pequeño cambio, comparamos nuestro sistema de sostén con lo de otros animales y jugamos con los líquidos, sólidos y con el aire ¡que divertidas fueron las burbujas flotando por todo el patio! ¡Es mucho más fácil aprender así!

Empezamos a salir de la escuela para seguir aprendiendo desde otros ámbitos e instituciones, como el Museo de la Casa Rosada en donde conocimos un poquito de la historia de nuestro país, vimos a los granaderos escoltando los restos del querido José de San Martín en la Catedral Metropolitana y caminamos la Plaza de Mayo. También visitamos el Museo Benito Quinquela Martín en La Boca, en donde pudimos observar obras del Pintor Argentino ampliando lo que ya habíamos investigado en clase, y muchas pinturas influyentes en la vida del autor.

Como nos encantaron las salidas educativas fuimos a visitar la institución social y deportiva Armenia Homenetmen de Ramos Mejía, donde pasamos una jornada plena con actividades pensadas en el marco de la convivencia  con juegos entre ambos primeros organizados por la profesora de educación física Viviana Marra, también la Oriort Micaela nos contó la historia y funcionamiento de la institución ¡Nos divertimos mucho todos juntos!

Pero esto no se termina acá, ya que el año próximo estaremos esperándolos para continuar este camino de aprendizaje  con nuevas experiencias y aventura,  para seguir compartiendo vivencias en un segundo grado lleno de emociones…

Los esperamos el próximo año con los brazos y el corazón abiertos.

Seño Alejandra y Eliana